CELEBREMOS LA PAZ, NO LA VIOLENCIA

EDITORIAL

Este año en México celebramos el Bicentenario de la Independencia. A diferencia de muchos otros países, conmemoramos el inicio de la lucha y no la consumación. Festejamos el inicio de la violencia y no el inicio de la paz.

Es difícil sentirse parte del festejo cuando en el país han muerto más de 7 mil personas en lo que va del 2010. Cuando hay ciudades en donde no se puede salir a las calles. Es difícil que este 21 de septiembre nos sintiéramos parte del Día Internacional de la Paz. La violencia nos ha robado nuestro festejo, nuestra tranquilidad y ha hecho que olvidemos que tenemos la capacidad de encontrar soluciones sin armas. Con la suficiente información y razonamiento podemos lograr más cambios que con metralletas y granadas.

La paz no es la ausencia de conflictos, sino la habilidad de superar las diferencias a través del diálogo y no a través de la violencia.

Comments are closed.